Política

Confía Héctor Yunes que Paredes Rangel no permitirá una imposición en Veracruz

febrero 22, 2010
Orizaba, Ver.- A Héctor Yunes en nada le desagrada una contienda electoral con Miguel Ángel Yunes Linares, “yo he estado preparado y la he deseado”. Adelantó que de concretarse, no será una campaña de ataques u ofensas, “será una campaña de nivel, de propuestas, carente de agresiones”. No obstante, reconoció que los delegados de su partido podrían llegar con línea a la elección del candidato a gobernador en el PRI.

–¿La contienda electoral de este año podría ser una disputa entre los Yunes?

–Claro, desde luego que sí, me he estado preparando para ello y la he deseado, porque sería una campaña de nivel, de propuestas, carente de agresiones, en la que ganaría el que tenga el mejor posicionamiento entre la sociedad. Esto es cada vez menos de partidos, es de lo que el ciudadano dice, a quién quiere, qué prefiere. Las encuestas dicen que 47.5 por ciento del electorado vota por un candidato y 20 por ciento por un partido. Esto significa que con la fuerza que tiene el PRI, porque tenemos un voto duro que es el más grande de México y Veracruz, y con un buen posicionamiento personal del candidato estamos en el mes número 14 en primer lugar, frente a todos los candidatos de todos los partidos y desde luego de mi partido, más una propuesta que tenga el sentido práctico que la gente espera y ajeno a la confrontación, la denostación, a la agresión, a la que por cierto soy el campeón de haber sido agraviado, creo que ahí está el punto de quiebra para que pueda darse una candidatura del partido con un servidor, ganar la elección del mes de julio.

–Si Héctor Yunes hace unos días afirmó que la convocatoria del PRI tenía más candados que la mejor ferretería de Veracruz, ¿Por qué participar?
–Porque es una determinación que hemos tomado todos los que simpatizamos en este proyecto. Yo creo que la vocación democrática que ha tenido Fidel Herrera no la tendrá que variar en este momento, él es el líder natural del PRI en Veracruz. Creo en Beatriz Paredes, que no creo que quiera permitir que en Veracruz se dé una imposición y consecuentemente gane la oposición, porque creo que al final del día esto se va abrir y se va permitir que el candidato sea el mejor posicionado y el que tenga la mejor posibilidad de ganar la elección.

–¿Hay la posibilidad de que en la asamblea de delegados en la que el PRI va a elegir su candidato sea una cena de negros en la que los

convencionistas lleguen con línea?

–Claro que hay esa posibilidad, desde luego que hay esa posibilidad, sin embargo, yo le apuesto que al final, los delegados a la convención son gente que tendrán que reflexionar muy bien su voto, será un voto secreto, y en ese sentido ellos en el momento en que tengan que tomar una decisión, seguramente habrán pensado ya en que los demás partidos han tomado su decisión quien será el candidato del PAN, el de la izquierda, y ver qué posibilidad tenemos de ganar yo creo que ahí los delegados van a decidir quien es el que debe ser el candidato del PRI.
–¿La elección de Miguel Ángel Yunes cambia el panorama electoral en el PRI?

–Yo creo que no, yo creo que estaba previsto que Miguel Ángel fuera el candidato de ese partido. Digo estaba cerrado entre Gerardo y Miguel, yo creo que había los dos escenarios, no necesariamente que dijeran: “ora va a ganar Gerardo”, “oye, va a ganar Miguel”, había los dos escenarios y seguramente mi partido los estaba valorando los dos escenarios.