Política

Estima la CTM que 11 mil obreros perdieron su trabajo durante 2009

febrero 02, 2010
Orizaba, Ver.- La recesión económica del año pasado dejó como saldo parcial el despido de por lo menos 11 mil obreros de diversas factorías en la zona centro del estado, pero ante el comportamiento de la inflación y las cargas fiscales, ese índice de desempleo pudiera rebasarse al final del año.

Para el secretario general de la federación regional CTM en Orizaba, Víctor García Trujeque, los siguientes 11 meses de este año serán muy difíciles para la clase obrera: “el sector obrero no va a tener dinero suficiente para saldar este año. Los salarios apenas van a tener lo suficiente para salir al día, pero aquí surge la duda ¿cómo le vamos hacer si se nos presenta una emergencia médica o de cualquier tipo?”
Señaló que convocó a los empresarios de la zona a reforzar sus actividades, “para mantener las fuentes de empleo debido a que de cerrarse más trabajos en este año, la región se colapsará y difícilmente se pudiera sostener las fuentes de trabajo que aún sobreviven”. El año será difícil, dijo, “pero los salarios de los obreros son muy bajos y si los comparamos con los precios de los productos de la canasta básica pues es insuficiente para adquirir lo mínimo”.

Comentó que de no aplicarse medidas emergentes que apoyen a los empresarios no sólo de la zona sino de todo el país, el problema del desempleo pudiera incrementarse debido a que se van a enfrentar al dilema “o pagan impuestos o tratan de mantener la fuente de trabajo”.
Aseguró que en la zona centro del estado hay empresas que hicieron el esfuerzo de mantener su plantilla laboral, algunas de ellas tuvieron que reducir jornadas, otras más buscaron otras alternativas, pero hay otras en las que no pudieron hacerlo y tuvieron que sacrificar fuentes de empleo.

De acuerdo con cifras de la Canaco local, al término del primer mes del año la actividad comercial en la zona no fue la esperada, pues las fiestas de diciembre dejaron sin dinero a muchas familias, “muchos de los socios hicieron el esfuerzo para continuar con sus ventas, pero la actividad estuvo muy por abajo”.