Política

Delincuencia, detrás de manifestaciones contra el Ejército, dice Partido del Trabajo

agosto 30, 2009
Córdoba, Ver. Detrás de las manifestaciones de taxistas en Córdoba contra el Ejército Mexicano, existen intereses políticos y de la delincuencia, denunció el comisionado político distrital del Partido del Trabajo (PT), Juan Carlos Fernández Zulueta.

Alertó de la existencia de elementos de sobra para pensar que se tratan de manifestaciones pagadas y orquestadas por la delincuencia toda vez que, dijo, las fuerzas castrenses han afectado sus intereses personales y económicos.

“Es claro y evidente, que quien está detrás de estos movimientos es la delincuencia. La presencia del Ejército Mexicano ha afectado su economía y sus intereses personales. Hasta ahora no se ha confirmado la supuesta agresión del taxista”, confirmó el comisionado político petista.

Subrayó que el PT siempre se ha manifestado en contra de la presencia militar en las calles aunque, reconoció, la delincuencia ha rebasado a las autoridades de seguridad pública, a las que calificó de corruptas.
Atribuyó que estas manifestaciones son de intereses políticos, principalmente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ha apoyado al gremio taxista.

Acusó a los dirigentes de manipular la manifestación para así golpear al gobierno del presidente Felipe Calderón y manchar la imagen del Ejército Mexicano.

“Existen intereses políticos, principalmente del PRI. Qué casualidad que ninguna autoridad ha podido resolver este problema. Los taxistas hablan de recibir maltratos, pero no los han demostrado”, agregó Fernández Zulueta.

Por segundo ocasión, en menos de una semana, taxistas de la ciudad se han manifestado para exigir un alto a los abusos que presuntamente comete el Ejército Mexicano.

Los ruleteros exigieron la salida de los militares de la ciudad por supuestos abusos y hostigamientos cometidos en su contra, principalmente, en el horario nocturno.

Agregó que con sus manifestaciones han desquiciado el tráfico vehicular de la ciudad, sin embargo, la dirección Regional de Transporte Público, anunció que no amonestarán a los manifestantes.