Política

Ordena PRD a sus diputados votar en contra de la bursatilización

agosto 28, 2009
El Partido de la Revolución Democrática rechaza la propuesta de Fidel Herrera Beltrán de bursatilizar 6 mil 800 millones de pesos de las participaciones federales que corresponden al estado de Veracruz, por lo que exige a sus diputados que voten en contra, ya que no representa una alternativa sino un mayor endeudamiento, con el que se alcanzaría una deuda pública de 15 mil millones de pesos y el nulo desarrollo en 10 administraciones subsecuentes en los 212 municipios de la Entidad.

En conferencia de prensa, la dirigencia estatal dijo que mandará a sus diputados locales para que se pronuncien por un “no al endeudamiento”, porque la bursatilización no es la única ruta para hacerse de recursos, el PRD propone otros mecanismos, como el reorientar el Plan Estatal de Desarrollo, privilegiar como ejes de desarrollo la pobreza y la generación de empleos.
Juan Vergel Pacheco, quien estuvo acompañado por el dirigente estatal del PRD, Celerino Bautista Luis, y Carlos Munguía, sostuvo que se realice un ajuste a la baja en todas aquellas dependencias que representan una carga para el erario, como es el caso del Instituto de Acceso a la Información, Comunicación Social, Instituto Electoral Veracruzano, ORFIS, CEDH, todos los Consejos que se han creado en esta administración, a los que no se les ve ninguna rentabilidad, que se disminuyan los salarios a secretarios, subsecretarios, directores y mandos medios que tienen un salario superior a los 30 mil pesos, “con lo cual se podría aplicar en una pequeña bolsa que promueva el desarrollo de la pequeña y mediana empresa”.

Como antecedente de la bursatilización, existe la iniciativa de endeudamiento del gobierno de Miguel Alemán por 3 mil 500 millones de pesos, generándose un hoyo financiero que debió ser cubierto con la medida de bursatilizar los recursos provenientes de la tenencia vehicular que promovió Fidel Herrera Beltrán; en ambos casos, el manejo fue poco transparente y se realizó un uso político electoral de estos fondos.

Con ambas acciones se comprometió el desarrollo de los municipios del Estado, quedando de manifiesto que nada importó a las dos administraciones la situación de pobreza en que sumieron a la Entidad.

Los 6 mil 800 millones de pesos que se pretende colocar en el mercado bursátil, representarán en el mediano plazo un mayor endeudamiento y empobrecimiento para los veracruzanos, “aunado a lo anterior, ninguna autoridad garantiza un manejo transparente de estos recursos, por lo que el destino de los mismos está en riesgo de ser utilizado como fuente de financiamiento para las campañas políticas del 2010”.