Política

Había 900 beneficios cafetaleros; ahora hay 80 en Veracruz: Pérez

julio 25, 2009
La crisis en el sector cafetalero de hace algunos años provocó daños prácticamente irreparables en el estado de Veracruz, pues 900 beneficios de café que se tenían registrados hace 25 años, hoy en día apenas sobreviven 80 plantas, mencionó el responsable del Sistema Producto Café, Jorge Pérez Sanfilipo.

“El principal problema que tenemos hoy en día es que ha aumentado la producción, hay demasiada. Tenemos un registro de un millón 400 mil quintales de café cereza, pero no hay dónde procesarlos, los ingenios no son suficientes, y tienen que ser vendidos a un menor precio a coyotes”, expresó.

Incluso, no descartó la posibilidad que en lo que resta del año y sobre todo en el siguiente se presente una nueva crisis cafetalera local, porque se prevé una producción récord, para la cual no habrá capacidad de procesar y los productores reclamarán mejores precios.

Señaló que el principal problema del sector cafetalero en el estado es la capacidad de industrialización, mientras que en Chiapas los indígenas venden su café en pergamino, en Veracruz se sigue vendiendo en cereza, lo que le da un valor más bajo del deseado.

Jorge Pérez Sanfilipio aseguró que el origen de esta problemática se encuentra en la desorganización de los productores de café, pues todos buscan vender su cosecha de manera independiente, lo que les resulta más difícil o poder acceder a apoyos gubernamentales.

Ante esta situación, indicó que se han creado en el último año más de 22 cooperativas de productores de café, pues lamentó que el coyotaje estaba quedándose con las ganancias de los cafeticultores.

Citó el caso de productores de Ixhuatlán del Café, quienes en distintas ocasiones han bloqueado carreteras, porque los coyotes les han comprado su café a 3 pesos con 50 centavos, cuando en el mercado legal lo pagan en 5 pesos con 50 centavos.

“Pero esto pasa porque los beneficios ya no tienen la capacidad para beneficiar tanta producción, y entonces los productores desorganizados terminan vendiendo su producto con los intermediarios”, agregó.
Ante esta situación, dijo que en los últimos años se han distribuido más de mil 200 despulpadoras manuales entre los cafeticultores del estado, para que puedan vender su café en pergamino y obtengan un mejor precio por su cosecha.