Exigen verificar aplicación correcta de los recursos de la bursatilización

El diputado local Alfredo Tress Jiménez exigió a la Secretaría de Finanzas y Planeación y al Órgano de Fiscalización Superior verificar la aplicación correcta de los recursos ¦ Fotojarocha

La bursatilización de 20 por ciento del Impuesto a la Tenencia Vehicular correspondiente a los municipios y el programa Peso a Peso, que se pretendió fuera el gran apoyo económico para los ayuntamientos, hoy en día se ha convertido en la excusa para la malversación de recursos, pues de 2 mil 500 millones de pesos destinados a los gobiernos municipales, hasta el momento están sin comprobar 507.5 millones de pesos.

Ante esta situación, el diputado local Alfredo Tress Jiménez exigió a la Secretaría de Finanzas y Planeación y al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) verificar la aplicación correcta de tales recursos, pues estimó que se esté cometiendo un fraude todavía superior a lo que hasta el momento no está reportado.

Explicó que por concepto de la bursatilización (20 por ciento al Impuesto a la Tenencia Vehicular) 199 municipios recibieron una cantidad de mil 207.5 millones de pesos, de los cuales sólo se han justificado, al menos por escrito, 884.4 millones de pesos, quedando pendiente administrativamente 323.1 millones de pesos.

En el caso del programa Peso a Peso, mediante el cual se benefició a los municipios que participaron en la bursatilización, les fueron canalizados a 199 ayuntamientos la cantidad de mil 215.2 millones de pesos, de los que únicamente 161 alcaldes reportaron lo que harían con mil 30.8 millones de pesos, mientras que los otros 38 ediles no indicaron qué harían con un monto de 184.4 millones de pesos.

Recordó que previamente a estos beneficios a los ayuntamientos, el Congreso del Estado fijó como requisito que cada alcalde debía justificar en qué se aplicaría cada peso y que era exclusivo para obra pública, sin embargo, al paso de los meses se detectó que muchos no cumplieron con lo establecido.

Ante esta situación, Alfredo Tress Jiménez advirtió que se podría estar suscitando uno de los desvíos de recursos más numeroso y cuantioso de la historia de Veracruz, pues se trata de 507.5 millones de pesos que no se justificaron cómo se aplicarían, a lo cual se suman obras que supuestamente debían realizarse y que no se han hecho o que simplemente quedaron inconclusas.

“En síntesis, la inversión total de los dos programas fue de 2 mil 423.1 millones de pesos, de los cuales nunca se han conocido las inversiones, por lo menos a nivel documental, de más de 500 millones de pesos; esto sin tomar en cuenta que las obras reportadas en los catálogos de inversión, muchas de ellas no se hicieron, otras se modificaron sin respetar el decreto y muchas más están inconclusas”, agregó.

De esta situación, responsabilizó de manera directa a la Secretaría de Finanzas y Planeación, al haber incumplido el acuerdo tomado en el Congreso, mediante el cual tenía la instrucción de realizar un análisis y reportar el resultado de la aplicación de los recursos por parte de los ayuntamientos.

También acusó la omisión y falta de interés por procurar el buen ejercicio de los recursos de los veracruzanos por parte del Orfis, instancia a la que se le solicitó desde noviembre de 2009 realizara las auditorías técnicas de las obras que se comprometieron a hacer los ayuntamientos beneficiados con la bursatilización y el programa Peso a Peso, sin que hasta el momento haya hecho alguna de las acciones que el Congreso le ordenó.