Manglares de Veracruz en peligro

Diariamente en el estado de Veracruz se pierden cuatro hectáreas de manglar, lo que representa un problema ecológico importante, indicó Gustavo Carmona Díaz, investigador de la red de Manglar UV y titular del área de asesoría sobre este ecosistema en la zona del Golfo de México.

El especialista señaló que la entidad pierde entre uno a 2.5 por ciento de todos sus bosques de manglar, los cuales brindan múltiples servicios ecológicos.

De acuerdo con datos de la Semarnat, actualmente existen en nuestro país 654 mil 950 hectáreas de manglar, de los que Veracruz tiene 6.7 por ciento, con más de 43 mil hectáreas.

Los humedales de Veracruz comienzan en la parte norte con el complejo lagunar formado por las lagunas de Pueblo Viejo, Tamiahua y Tampamachoco, y hacia el sur están las bocas, playas y esteros de los ríos Tuxpan, Cazones, Tecolutla, Nautla y laguna La Mancha.

También se encuentran bajo esta denominación los sistemas de dunas y charcas desde Villa Rica hasta Alvarado, los ríos Actopan y Antigua, lagunas San Julián y Mandinga, el sistema lagunar de Alvarado, lago de Catemaco y la Laguna del Ostión y por último, el extremo sur del río Coatzacoalcos y sus tributarios.

Una de las zonas más afectadases la del manglar establecido en el río Coatzacoalcos, el cual recibe las descargas industriales y de aguas negras.

Carmona Díaz manifestó que la Universidad Veracruzana actualmente mantiene en trabajo de conservación 600 hectáreas de manglar en la barra de Sontecomapan, el cual está catalogado como sitio de protección internacional (RAMSAR).

Además de que se trabajó sobre las manchas de manglar que se dañaron con el derrame de petróleo en 2004, con lo que se recuperó muchas áreas prioritarias para el desarrollo de la pesquería.

Refirió que los proyectos productivos en estas zonas se pueden realizar, sólo que deben mantener apoyos técnicos para mitigar el impacto y evitar que se interrumpa el flujo.

“La Ley de Vida Silvestre en su artículo de protección al manglar puede seguir existiendo junto con los proyectos productivos. La clave está en asesorarse”.

La UV mantiene una red de investigación en diversos puntos de la entidad para dar asesoría a este tipo de proyectos.